Saltar al contenido

leucemia linfática crónica

leucemia linfocítica crónica (LLC) es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea y afecta la sangre. Generalmente progresa lentamente y afecta a un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos, que son parte del sistema inmunológico.


Contents

Causas:

La causa exacta de la LLC es desconocida, pero ciertos factores de riesgo pueden aumentar la probabilidad de desarrollarla, tales como:

  • Edad: Es más común en personas mayores de 60 años.
  • Historia familiar: Tener un familiar con LLC puede aumentar tu riesgo.
  • Exposición a ciertos químicos: Como el Agente Naranja usado en la Guerra de Vietnam.
  • Mutaciones genéticas: Cambios específicos en ciertos genes pueden aumentar el riesgo.

Síntomas:

La LLC a menudo no causa síntomas en sus etapas iniciales. Cuando los síntomas aparecen, pueden incluir:

  • Ganglios linfáticos inflamados, a menudo en el cuello, las axilas o la ingle.
  • Fatiga.
  • Fiebre.
  • Sudores nocturnos.
  • Pérdida de peso sin razón aparente.
  • Infecciones frecuentes.
  • Dolor o sensación de llenura debajo de las costillas debido a un agrandamiento del bazo o el hígado.

Diagnóstico de leucemia linfática crónica:

La LLC a menudo se encuentra durante análisis de sangre de rutina. El diagnóstico puede implicar:

  • Análisis de sangre: Para verificar niveles anormales de glóbulos blancos.
  • Biopsia de médula ósea: Para examinar la médula ósea en busca de células cancerosas.
  • Pruebas de imagen: Como tomografías computarizadas para buscar ganglios linfáticos o órganos inflamados.

Tratamiento:

El tratamiento para la LLC depende de la etapa y la gravedad de la enfermedad, así como de la salud general del paciente. Las opciones incluyen:

  • Vigilancia activa: Para la LLC en etapa temprana que no está causando síntomas.
  • Quimioterapia: Para matar las células cancerosas y detener su crecimiento.
  • Terapia dirigida: Medicamentos que atacan partes específicas de las células cancerosas.
  • Inmunoterapia: Tratamientos que ayudan al sistema inmunológico a combatir el cáncer.
  • Trasplante de médula ósea: Reemplaza la médula ósea enferma con médula saludable de un donante.

Pronóstico:

El pronóstico para la LLC varía ampliamente. Muchas personas con LLC en etapa temprana viven muchos años sin síntomas. Sin embargo, la enfermedad puede volverse más agresiva con el tiempo.

Vivir con LLC:

Manejar la LLC implica un monitoreo regular y atención continua. Es esencial:

  • Mantener un estilo de vida saludable: Dieta balanceada, ejercicio regular y suficiente descanso.
  • Evitar infecciones: Debido a un sistema inmunológico debilitado, es crucial practicar buena higiene y evitar a personas enfermas.
  • Mantenerse informado: Mantente al día con las últimas investigaciones y opciones de tratamiento.

Si tú o alguien que conoces está afectado por la LLC, es importante trabajar estrechamente con los proveedores de atención médica para manejar la enfermedad y mantener la mejor calidad de vida posible.

error: Content is protected !!